Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for the ‘hora estúpida’ Category

Creo que todos estamos de acuerdo en que el RENAUT es un trámite inútil, una pérdida de tiempo que no va a ayudar a combatir la delincuncia y que en cambio presenta fallas de seguridad muy evidentes. Para registrar un teléfono solo se necesita mandar un mensaje con la CURP de la persona, quedando en el sistema que tal número es responsabilidad de dicho usuario.

Esto ha dado pie a que periodistas, ociosos y curiosos hayan registrado números a nombre de funcionarios del gobierno y celebridades, con el objeto de evidenciar las deficiencias  del RENAUT.

Sin embargo he leído en algunos blogs y en twitter que la gente ha considerado y de hecho HA utilizado la CURP de alguien más (un conocido, por ejemplo) para registrar su celular. Esto se me hace lamentable, estúpido y patético. Una cosa es que el gobierno sea un inepto, incapaz de implantar un control que proteja la información, y otra que los ciudadanos se aprovechen de este vacío para saltarse el orden.

Yo quisiera saber si esas creaturas, chistositas que andan robándole la identidad a otra persona, tienen idea de las consecuencias de sus actos. Porque nunca se sabe, imaginemos que pierden su teléfono o se lo roben, al no estar registrado a su nombre no hacen la denuncia correspondiente ni lo dan de baja, ese número es utilizado para cometer crímenes y terminan llevando a la cárcel -o de menos dándole un susto- al verdadero titular la CURP que tan graciosamente usurparon.¿Y quién termina sufriendo, ellos? ¡No! Ni siquiera les importa.

Y no estoy hablando de rateros o secuestradores, sino ejemplares clasemedieros que curiosamente justifican sus actos con el hartazgo que les produce la mala actuación del Gobierno Federal. Como Calderón es un inepto voy a hacer cualquier cosa que lo contraríe, así que para burlarme de él voy a robarme los datos de alguien más y le voy a jugar una broma al gobierno, ja, ja, ja, qué chistosito, listo y chingón soy.

Yo me pregunto si conocen algo que se llama “empatía”. ¿Les gustaría que les hicieran eso?¿Que un día lleguen a molestarlos por un crimen que no cometieron, solo porque por allí a algún enojadito y revolucionario con causa se le ocurrió la ingeniosísima idea de obtener su CURP de la página de SEGOB y registrar un teléfono, sin su consentimiento?

Luego se sorprenden por que les clonan la tarjeta de crédito, los extorsionan o los asaltan. De inmediato extienden su dedo flamígero, despotrican contra la lentitud y corrupción de las autoridades (que no les niego)exigen justicia, reclaman sus derechos. Pero se olvidan de sus obligaciones, esas que tenemos no ya con el estado, sino con la sociedad y con el prójimo: no hagas a otros lo que no quisieras que te hagan a tí.

Me parece bien que se opongan a la medida, si no quieren cumplir no lo hagan, no pasa de que se queden sin servicio y tengan que comprar otro teléfono. Excelente que sean críticos del gobierno y exijan calidad y honestidad. Lo que no se vale es que jodan a otro con el pretexto de que “están enojados” y hagan cosas que podrían afectar a alguien más sin importar las consecuencias.

No se hagan, eso es de patanes.

Anuncios

Read Full Post »

Ya estuvo bueno

La verdad yo pensé que estaba amargada…hasta que conocí Twitter. Si usan este servicio de microblogging se habrán dado cuenta de la avalancha de twitts negativos al respecto de este 15 de septiembre. Que no hay nada que celebrar, que el país está hecho un asco, que pura mercadotecnia, que hay que darle la espalda a nuestros gobernantes, que hay que mentársela a Calderón, que México no tiene nada de bueno, que los impuestos, que la madre que los parió, etc.

Antes esto solo puedo decir que pues qué flojera, llega un momento que empiezo a leer dichos comentarios y…me da flojera. O sea ¿qué no tienen algo más que decir?¿Hacen algo para cambiar las cosas o sólo  twittean desde su comodidad de niños de clase media-alta? Decir insultos es liberador pero cuando eso pasa a cada momento se vuelve repetitivo, pierde el sentido y te da una muy mala imagen. ¿Ustedes creen que el verdadero “pueblo” se la piensa tanto? No, el verdadero pueblo que quesque les importa tanto está más ocupado en comer y luego celebrar.

Nuestro país tiene muchos problemas, pero tiene cosas buenas, y aunque yo también reniegue de aquí, lo quiero y estaré con él en las buenas y en las malas. Los que dicen lo contrario pero no se pueden salir de aquí deben sufrir mucho, pobrecitos. Supongo que no son tan chingones como se creen, de otra manera ya estarían ganando los millones en Silicon Valley.

En fin. Yo veo esta situación de crisis como algo bueno. El momento en que podemos cambiar definitivamente porque no tenemos de otra. Creo que nuestro problema es que el pasado es un grillete muy pesado que no nos deja avanzar. No podemos modernizar PEMEX porque “EL PETRÓLEO ES NUESTRO CHINGADA MADRE” nomás por lo que pasó hace 80 años.  No puede el gobierno darle de madrazos a una bola de pelagatos que están bloqueando la calle porque tiene miedo a ser etiquetado como represor gracias a lo que pasó en el 68. Se ve con desconfianza hacer negocios con los gringos o los españoles por ondas de hace más de cien años. Y mientras la India y Brasil y China pactan con sus antiguos “conquistadores” y avanzan poco a poco, viendo hacia el futuro, México se estanca en su propio lodo, regodéandose en el placer de la flagelación, porque entre peor te vaya y te trate mal la vida y te pasen miles de desgracias, más pretextos para que los otros se compadezcan de tí, y sobre todo tú mismo tengas razones para justificar el no haber hecho muchas cosas con tu vida.

Yo creo que ya estuvo bueno. Este país está contaminado, colapsado económicamente, lleno de ratas que se comen sus entrañas. Este México no es el que quisimos ser, no es el México que se prometía en los libros de texto, avanzado, civilizado, de primer mundo. No lo es y hay que aceptarlo. Hay que llorar ese país que nunca pudimos ser, para poder aceptar, comprender el México que somos, el que nos tocó cambiar a los que estamos ahora. No hay que olvidar el pasado, pero ya no hay que permitir que nos lastime e impida avanzar, tiene que dejar de ser una loza muy pesada, hay que dejar de vivir en el pasado, aceptar el presente y planear el futuro. Si no, dentro de treinta años estaremos haciendo lo mismo: sentadotes en un sillón renegando de los chinos que nos explotan.

¡Viva México!

Read Full Post »

Si en el futuro los rubicundos e ingenuos niños me preguntan “Oh decrépita anciana ¿cómo era la vida allá por el 2009?” yo les responderé que viví en el Sexenio del CHALE. ¿Y porqué lo nombré así, en honor a tan afamada palabra? Bueno, que levante la mano quién no ha dicho CHALE nada más viendo las portadas de cualquier periódico impreso, leyendo alguna noticia en internet o escuchando la radio. Las cosas están tan feas que CHALE es lo menos que llegamos a pensar.

De todos modos, éstas son mis razones para nombrar a éste Sexenio, el Sexenio del CHALE:

1.”Es la economía, estúpido”. Yo sé que el presidente Calderón no tiene la culpa de la crisis económica mundial que se avecinó. Pero bueno, por allí analistas y gentes sesudas dicen que la política económica del gobierno no está surtiendo efecto, otros dicen que se reaccionó tarde ante la situación, y otros que es una conspiración mundia blablabla. Tal vez don Carstens no actuó con la rapidez o la competencia que su puesto merecía, cosa que sorprendería ya que ocupó un alto puesto en el FMI y se educó en la Universidad de Chicago.

No comparto esa idea paranoica setentera tercermundista de que se están robando el dinero. Pienso en algo peor, que es que simplemente la gente que está en esos grandes puestos es medio inepta o campechana. Aunque ésta es sólo una opinión emitida al aire porque yo no sé absolutamente nada de macroeconomía; tal vez sí lo están haciendo bien pero como es costumbre quejarse de lo que uno desconoce , yo también lo hago. Mas incluso si su desempeño va por el camino correcto llego a la conclusión de que estamos bien fregados.CHALE

2. No hay empleos. Llevo ya un rato buscando chamba sin encontrarla. Las ofertas sí han disminuido aunque no tanto como pensaba; lo que sí es que los hambreados peleándonos por una vacante somos muchísimos más por lo que el porcentaje de probabilidad de quedarme con un puesto  ha disminuído. Éste no ha sido precisamente el Sexenio del trabajo, y ni se ve cuándo mejorará la cosa.CHALE

3. Narco War.Todos estaremos de acuerdo que ya era necesario ponerle un hasta aquí a esos delincuentes (a menos que tú seas un narco), sólo que para estos días lo único que hay de cierto es que esta Guerra es una GUERRA de verdad. Todos los días tenemos noticias de no se cuántos detenidos que supuestamente eran los meros meros de alguna organización delictiva. De decomisos gigantescos. Pero también de encajuelados, descabezados, ejecutados, balaceras, muertitos a diestra y siniestra. Personalmente yo ya tengo terror de viajar a algunos estados, andar por carreteras desoladas o pasar cerca de algún soldado o Policía Federal. Lo que parece es que al Preciso se le acabaron las ideas y se dedica a mandar a soldados a diestra y siniestra, como carne de cañón, cuando lo que se debería hacer es labor de inteligencia, de infiltración, operaciones encubiertas muy bien planeadas. A éste paso se va a acabar el Ejército (o se van a hartar) y patitas pa que las quiero.

Es triste pensar que la única organización -institución no podemos llamarla- cuyas partes están perfectamente bien coordinadas y organizadas, sin importar quién sea el jefe, es el narco. CHALE.

Dentro de éste rubro también debería incluir al crimen organizado. Ambos nos revelan lo corruptos que somos y lo descompuesta que está nuestra sociedad, pero mejor ya le paro porque ésto sí está traumante. Todo ésto nos lleva a pensar que tristemente ya no estamos seguros ni en nuestra casa, que son los criminales los que dictan cuánto debemos ganar, por dónde podemos pasar y en quién podemos confiar. CHALE.

4. Los partidos políticos. Sean quienes sean, los miembros de nuestros HDP Partidos Políticos sólo piensan en ellos, ellos y ellos. Seguro por allí debe haber un idealista que quiere cambiar las cosas, pero los otros grillos profesionales se los comen. Tener un Partido político es un negocio, si tu corriente no es la primordial no importa ya que seguirás teniendo ganancia. ¿Para qué inventar propuestas reales o siquiera pretender que importa la gente, si el gobierno los mantiene? Y como sus diputadillos y senadorcillos son los que hacen las leyes, seguro jamás harán una que les quite presupuesto o poder. Sería meterse autogol. CHALE.

5. Los góbers. Sin palabras, son caciques enormes que les vale un queso la población que “gobiernan”, y sólo andan pensando en “La Grande” a ver si se les cumple. Aparte son todos antipáticos,  se creen bellos e inteligentes, además de que practican esos arcaicos mecanismos de los acarreados y otras cosas (ejem Peña Nieto). Acá incluyo al Carnal Marcelo Ebrard, Mayor de la Ciudad de México.

6. El PEJE. Durante años hemos tenido que aguantar a este personaje, quien junto con su puñado de seguidores fieros y sordos recrean un MiniReich Región 4. Me irritan su discurso de los setentas, su actitud provocadora, sus delirios de grandeza, su Gobierno Legítimo que nadie pela, sus acciones violentas dignísimas ya ni de un país bananero, y el hecho de que se financíe todo esto con gobierno público. Y no se ve cercano el día en que  por gracia del universo se abra una grieta debajo de sus pies que se lo trague para siempre. Lo peor del caso es que éste tipo no existiría si no hubieran tanta ignorancia y pobreza. CHALE

7. La influenza. Pues el evento es tan reciente que todo mundo sabe a dónde voy, así que podemos repetir juntos: CHALE. CHALE y DOBLE CHALE.

8. El Presidente sale en la tele hasta para decir que ya salieron las tortillas. En lo personal a mí no me cae mal el Preciso, pero cada vez que veo que todos los canales lo transmiten dando algún mensaje, me da terror de que vaya a decir algo feo, como que ya nos fuimos al cuerno. Sin mencionar que me fastidia que siempre diga “hay que crear consensos”. COMO ODIO ESA FRASE. CHALE.

9. La selección mexicana. Bueno, sí, disfruto con placer cuando el equipo verde pierde contra Estados Unidos porque los gringos me caen bien. ¿Porqué? Porque serán unos palos sin gracia, pero son constantes, disciplinados, pacientes y trabajan en equipo. Eso vale más que tener una escuadra de divas que trabajan juntos 3 días al año y se confían en la inspiración.

Sin embargo yo iba al siguiente punto: es irritante toda la cobertura que se le hacen a esos tipos, es irritante cómo la gente se emociona con ellos y ELLOS son irritantes. Parece que no le echan ganas aunque ganen más de lo que yo ganaré jamás; me pone de malas su actitud que no es profesional porque les pagan unos sueldazos y no los desquitan.  Frustra bastante que no le echen ganas.

Finalmente, aquí entre nos, podríamos trazar una comparación entre estos monigotes y el estado del país: caído, sin rumbo, sin saber qué hacer y yéndose al caño.  CHALE

Y eso que voté por el Calderas y lo apoyo…pero..

CHALE.

Read Full Post »

Un sueño raro.

No puedo dejar de escribir este sueño raro que tuve hace dos noches, siquiera para que luego en la posteridad me ría de su extrañeza.

Estaba en compañía de mis coworkers, conocidos y algunos compañeros de la universidad. Éramos un grupo nutrido que andaba por las calles de Los Ángeles , pero luego no sé porqué terminamos en el interior de un lujoso hotel estilo escandinavo, con muebles de madera diseñados con formas orgánicas, paredes blancas impecables, etc. En éste hotel había muchas piscinas de aguas termales azules donde se solazaban cientos de jóvenes escandinavos rubios con trajes de baño de rayitas rojas y blancas.

Mis acompañantes y yo les miramos, unos entraron, otros quisimos hacerlo pero no pudimos porque no sabíamos nadar. Yo sabía que éste hotel se encontraba cerca del pueblo natal de mi papá, así que me entraba la urgencia por salir a caminar, cosa que hice vestida con chamarra y acompañada por personas que no tenían rostro, o más bien su cara estaba borrosa como cuando quieren esconder la identidad de alguien.

Ya afuera en los hostiles llanos semi-desérticos helados cubiertos de palmitos, mi pequeño grupo se perdía. Nos subíamos a un Chevy azul o algo así, yo conducía tratando de encontrar el camino al pueblo de mi papá en medio de un escenario desolado apenas cubierto por algunas casas, hasta que me metía en un sendero de terracería que conducía hasta una especie de mina abandonada o más bien, una cantera.  De pronto sentía que no estaba bien andar por allí así que conduje torpemente hasta llegar a una casa. Allí un campesino me dijo cómo llegar al pueblo de mi papá, solamente tenía que montar un caballo que me llevaría con un burro, debía de subirme a éste animal para que me llevara al lugar que yo quería. Yo no tenía que hacer nada, sólo treparme.

Cuando monté el caballo, éste se desbocó y traté de guiarlo torpemente. Allí me desperté.

Read Full Post »

ESTE POST NO TIENE QUE VER CON PLANTAS….CASI

Saben sus mercedes que yo siempre me esfuerzo por ponerles contenidos de calidad, no sólo la primera cosa que se me venga a la mente. Ya no hablo de mi vida personal porque no es muy interesante que digamos, nada de antros gay a las 4 de la mañana, autos, consejerías estudiantiles, grandes proyectos, etc,etc…respecto a lo que me gusta y lo que no, tampoco planeo excederme porque si no, me van a conocer sin siquiera verme en persona, y eso no suena muy divertido. Sin mencionar a los malvados Ojos que todo lo ven.

De todos modos les pongo un ridículo relato que se me ocurrió ayer por la mañana. Está relacionado con las próximas festividades, basado en personajes reales con una o dos liencias literarias.

——

Joel Roberts Poinsett era un personaje diabólico, oriundo de Carolina del Sur, donde debía de tener una plantación mantenida por esclavos negros. Era médico de profesión, botánico aficionado, curioso, ocioso y malvado, como ya dije anteriormente. El primer embajador plenipotenciario de los Estados Unidos de Norteamérica para México.

Podemos imaginarlo una límpida mañana de diciembre a mediados de la década de 1820, ataviado en una elegante y larga levita entallada, ajustados pantalones blancos, dos o tres chalecos cuadriculados y el cuello envuelto por un pañuelo tan azul como el cielo. Para rematar, un sombrero de copa. Y como era Norteamericano, un mondadientes danzando entre sus labios, porque a pesar de haber estudiado en las Europas y tener una profesión, lo gringo loco no se lo quitaba fácilmente.

Poinsett caminó esquivando los puestos de fritangas y garnachas, siempre abundosos en la Plaza Mayor de la ciudad de México. Penetró en el hostil y hediondo Palacio Nacional, donde algún ayudante militar con uniforme desvaído, los ojos rojos y el aliento insoportable debido a la parranda de la noche anterior, le conducía a través de solitarios corredores desgastados que habían conocido mejores tiempos.

Finalmente llegaron a un despacho privado. El ayudante se retiró, dando salida a los numerosos gases intestinales que lo acosaban, dejando a los dos hombres solos.El Presidente Guadalupe Victoria, vestido como Dios manda, de uniforme de botones dorados y hombreras de oropel con infinitos pelitos que danzaban de un lado a otro cada vez que se movía, le pidió amablemente que tomara asiento.

Poinsett no se hizo del rogar. Apenas había asentado sus posaderas en la desvaída silla de tercipelo rojo bordado, llevó la mano hacia el bolsillo de su levita, de donde sacó una gorda chequera. Luego desprendió una pluma de exótico faisán fucsia del extremo de su sombrero de copa para mojarla en el tintero de plata del presidente, adornado con un águila devorando una serpiente. Esbozó algo en la chequera antes de alzar los ojos, el mondadientes moviéndose de un lado para otro.

Entonces, ¿cuánto querer por la mitad de su teritorio?

Podemos imaginarnos el gran esfuerzo que tuvo que realizar el Presidente Victoria para no sacar el sujeto a patadas de allí. En vez de eso optó por tener un ataque epiléptico. Poinsett suspiró, fue a buscar al ayudante medio ebrio, que trajo a un anciano doctor en no mejor estado. Hecho lo que creía su deber, guardó la chequera, limpió la pluma de faisán fucsia, se la colocó en el sombrero de copa y salió a la calle.

Victoria era un buen tipo, pensó. Sólo que un poco tocado, después de haber vivido como ermitaño en una cueva de la selva de Veracruz por algunos años, escondiéndose de los realistas. Eso no debió haber sido muy divertido.

Poinsett volvió a esquivar los puestos de fritangas, su estómago revuelto al oler el tufo de grasa a esas tempranas horas del día. Caminaba pensativo; no sería la última vez que lo intentaría. Seguiría al presidente a palacio, a su casa, a los bailes, a las cenas, al mercado y a la letrina, si fuera necesario. Mientras tanto se entretendría en intrigar, dividir, fundar logias masónicas, amarrar navajas entre los mexicanos y enfrentarlos, porque para eso lo habían mandado.

De todos modos, los Estados Unidos de América, Dios los bendiga, tendrían tarde o temprano ese pedazo de tierra. Por las buenas o por las malas.

Estaba pues en esos pensamientos nuestro amigo, cuando de la nada una piara le atacó. En realidad no la había escuchado venir por las polvosas calles de la ciudad, arrollando en su andar los puestos de frutas y pulque, así como infinidad de cristianos. Lo último que vio antes de perder el conocimiento fue un peludo hocico de un monumental cerdo rosado.

-O-

Al despertar arrumbado junto a una pared maloliente, notó con tristeza que ni la chequera, ni la pluma de faisán fuscsia, ni el sombrero de copa, ni el pañuelo, ni media levita, estaban con él. Algún lépero estaría en ese momento disfrutando de ellas. Suspiró resignado, así eran las cosas por allí. Lo bueno es que la chequera era falsa, un engaño hecho a propósito para tentar al presidente Victoria. Ni que fuera tan tonto para sacarla por allí.

Estaba ajustando su visión doble cuando entonces ella apareció ante sus ojos. Se encontraba allí, rozagante, fresca y coqueta, descansando en un jardín al otro lado de la calle. Lucía magnífica entre el polvo que la furiosa piara había dejado. El amor nació en ese mismo instante.

Poinsett no lo dudó. Miró a su alrededor; sólo habia aturdidos hombres y mujeres mareados por el atropello y por el pulque. De un sólo salto se acercó al jardín, tomó a la bella que le había robado el corazón con firme delicadeza, y salió corriendo de allí.

Nadie nunca se enteró, o más bien el importó aquel rapto. La acomodó en su casa, donde la veía por horas. La tenía a su lado cuando no se encontraba intrigando. Era tanto el amor que por ella sentía, que no dudó en llevársela a los Estados Unidos de Norteamérica, Dios los Bendiga, donde la pesumió con la intelectualidad de aquellos lares. Sus amigos, conocidos y parientes no dejaban de admirarla.

Poinsett fue muy feliz con ella. Por eso la compartía con todos. No podía dejarla en secreto. Si querían que se las pestara, la prestaba. A lo largo de los años, bajo su cuidado, tendría una prolífica descendencia, cuyos descendientes ahora se encuentran en muchas casas alrededor del mundo.

Esta es la historia de cómo Joel Roberts Poinsett, médico de profesión, botánico de corazón e intrigante profesional, sacó a la Euphorbia pulcherrima conocida en náhuatl como cuitlaxóchitl (planta de estrella) del anonimato para deleite de este geoide planeta. Especialmente los gringos le tienen tanta adoración, que el 12 de diciembre es su día oficial.

Curiosamente, aquí la conocemos como flor de Nochebuena. En muchas otras partes del mundo, se le llama Poinsettia .

“Qué ironía” se dijo un gordo lépero, que ataviado con media levita azul, un pañuelo del mismo color y un sombrero de copa, escribía cheques falsos en una chequera ídem con una pluma de faisán fucsia.

Cuando acabó de estafar a los inocentes pastorcitos que iban a Belén,se fue a la pulquería más cercana a ponerse borracho.

FIN

Haz click en la imagen para abrirla en tamaño completo.
By zeziliastrangelo
—————–

Como advertí, este cuento tiene demasiadas licencias y jaladas literarias. Pero es cierto que Poinsett la introdujo a los Estados Unidos, que ese es el nombre de la planta en náhuatl y latín, y que existe el día Nacional de la Poinsettia.

Y lo de la cueva, también.

Read Full Post »

Porqué Mr. Darcy es el mejor hombre del UNIVERSO

Escrito Hoy a las 00:35 por sazuka

Haz click en la imagen para abrirla en tamaño completo.

Estaba muy aburrida esta noche de domingo de puente, así que para no ponerse EMO, mi cerebro ha decidido divagar por derroteros más agradables.

¿Quién es Mr. Darcy? Él es el protagonista masculino de la novela de Jane Austen, “Pride and Prejudice” (Orgullo y Prejuicio). No hablaré mucho de Jane Austen,sólo que es una muy famosa escritora británica que produjo seis novelas importantes a principios del siglo XIX. Lo que caracteriza a sus obras es la temática: mujeres pertenecientes a la clase media inglesa que sólo tienen una opción, el matrimonio, y su búsqueda de esposos. Aunque la autora presenta las situaciones por lo general en un tono semi-cómico y sarcástico, no por eso dejan de ser desesperadas, ya que en aquellas épocas quien no se casaba corría el peligro de terminar de arrimada en la casa de algún familiar más afortunado, viviendo de su caridad. Aparte de que corrían el peligro de perder “su honor” y eso las alienaba todavía más de la sociedad.

El problema que tienen la mayoría de las heroínas de Austen es que a pesar de que son jóvenes educadas, leídas y sensibles, no poseen grandes dotes o apellidos nobles que les permitan abrirse paso en un mundo de falsedades, banalidades e hipocresías. Es a través de muchas vicisitudes, malentendidos, problemas más o menos graves, que logran casarse con personajes no sólo ricos, sino también inteligentes, respetuosos, sensibles, heroicos, etc.

Pride and Prejudice es mi novela favorita. Su estilo es rápido y cómico, los chistes son ingeniosos, el argumento es más o menos interesante y sobre todo, los personajes son dignos de recordar. Allí está todo mundo: la muchacha guapa que todo mundo ama, la mamá histérica e ignorante, las hermanas resbalosas, la vecina histérica, el sujeto baboso, etc.

Todo comienza con la llegada a Netherfield del rico Mr. Bingley y un grupo de amigos. Esto pone sobre aviso a la familia Bennet, del vecino estate de Longbourn. Mr. Bennet, un gentleman local (gentleman, significando que era un personaje que posee tierras y por lo tanto no está en la necesidad de “trabajar” propiamente dicho, como los comerciantes) tiene cinco hijas, a las cuales no puede darles una dote decente ya que nunca se preocupó por conseguir más ganancias. Lo peor del asunto es que cuando él se muera, su propiedad pasará a manos de un primo lejano que las echará a todas de allí. Por eso que Mrs. Bennet, una mujer ignorante e histérica, que desconoce el significado de la paalabra discreción, hace todo lo posible para casar a sus hijas a cualquier costo.

Obviamente cuando Mr, Bingley llega, ella pone todas sus esperanzas en el pobre hombre, el cual es amistoso como un cachorrito. Él rápidamente se enamora de Jane, la mayor de las hermanas, que es dulce, bella y perfecta.

Bingley tiene un amigo llamado Mr. Darcy, que es el doble de rico que él, alto y guapo. Pero pronto es despreciado por la sociedad local, ya que es arisco, aislado y arrogante rozando la grosería. Sobre todo Elizabeth (Lizzy) la segunda de las Bennet le agarra un odio jarocho especial por ciertos comentarios hacia su persona que no fueron muy caballerosos. Este odio sólo va creciendo en sus siguientes encuentros, y es mutuo. Lizzy es una muchacha diferente a las demás, apasionada de los libros, un tanto impertinente y extremadamente ingeniosa, con inteligentes comentarios, defensora de sus opiniones, y de su familia (aunque esta sea de lo más disfuncional).

No los aburriré, el caso es que poco a poco el odioso Mr. Darcy se va transformando. A lo largo de la novela se descubren sus motivos, él mismo también va evolucionando, termina haciendo cosas realmente heroicas, todo por el amor que le tiene a Elizabeth, con quien al final se casa desafiando todas las convenciones sociales. Viven felices para siempre.

Ahora que ya están más familiarizados con el personaje, he aquí mis razones para considerarlo EL HOMBRE MÁS GUAPO DEL UNIVERSO.

Haz click en la imagen para abrirla en tamaño completo.

1.- Es alto, guapo, bien formado y rico. XD

2.-Es elegante y sobrio, además de culto. Tiene una enorme biblioteca en Pemberley, ya que le gusta la lectura.

3.- No nació con el don de la socialización, de sentirse a gusto con extraños. De hecho, detesta las reuniones sociales, que se le hacen de lo más insoportables ya que agregamos el factor de su riqueza, lo cual lo hace presa fácil de todas las señoritas ambiciosas y huecas que desean ser su esposa. No ha tenido más remedio que el de ponerse la máscara de frialdad arrogante para que lo dejen en paz.

4.- Es una persona introvertida, que prefiere reservarse sus propios pensamientos y sentimientos. El silencio es su mejor amigo.

5.- En compañía de gente de confianza, es una persona completamente diferente. Todo mundo atestigua que es alguien muy agradable, afectuoso, atento y entretenido.

6.- Se preocupa de ayudar a los pobres, débiles y necesitados sin esperar nada a cambio. Trata con especial cuidado a aquellos cuya situación es mucho más desafortunada. Sus sirvientes lo adoran por ser un buen señor.

7.- A pesar de lo que pudiera manifestar su exterior, es un hombre muy apasionado. Sólo que no puede manifestarlo con facilidad.

8.- Es capaz de arriesgar todo; reputación y vida con tal de proteger a los que él ama. Sin importarle a quién se lleve entre las patas, la felicidad, el bienestar de sus seres queridos es lo más importante para él.

9.- Nunca podrán encontrar nadie más leal, más noble y recto, caballeroso (en la práctica, cuando no se pone su máscara) que Mr. Darcy

Sin embargo, si fuera perfecto sería muuuy aburrido, aquí que también tenemos sus fallas:

1.- Como él mismo admitió, es un supremo egoísta en la práctica, aunque no en principios. Se le fue inculcada la lealtad a toda costa, pero sólo hacia aquellos a quienes quiere, por lo cual para él, toda la humanidad se puede ir al carajo. Un ejemplo muy claro es cómo se las arregló para separar (temporalmente) a Bingley de Jane, sin importarle un comino si esta interferencia hacía infeliz a la dama o a su amigo, aunque él dijera que lo hacía por su bien.

2.- Cree que únicamente lo que él piensa y cree es la única verdad sobre el Universo. Los demás son idiotas ante sus ojos.

3.- Se adhiere plenamente a los prejuicios sociales existentes, a pesar de que él mismo está consciente de la hipocresía de aquellos que lo rodean. Es muy cuadrado y no admitirá otra forma de pensar…eso, hasta que conoce a Elizabeth, a quien le debemos el cambio en su manera de ser, si bien el caballero siempre ha sido en el fondo buena persona.

4.- Se dice que él representa al “Orgullo” en el título del libro, ya que se encuentra plenamente consciente de su “superioridad” social y a la vez moral. Juzga y clasifica a todos aquellos que no actúan según lo que él considera es correcto, sin ponerse a pensar o comprender las causas que los hacen ser así. Asímismo no cree que esas personas valgan la pena o tengan alguna buena cualidad, una vez más, son bichos inmundos ante sus ojos. XD

5.- Es muy cuadrado. Dice que su buena opinión, una vez perdida, ha sido perdida para siempre. Su mundo se basa en buenos valores, pero es demasiado estricto al aplicarlos.

6.- Tiene los estándares muy altos (en todo),no sorprende que se aburra. Busca demasiadas cosas y personas perfectas, pero nunca las va a encontrar.

La imagen ha sido reducida. Click en la barra para ver la imagen en tamaño completo. El tamño original es de 545×480.

Haz click en la imagen para abrirla en tamaño completo.

En pocas palabras, Mr. Darcy es un antisocial como yo. Por eso me cae tan bien.

Lo malo (y bueno) es que él no existe en la vida real, así que por siempre podremos suspirar por un Mr. Darcy ¿Encontraré alguno así en mi vida? Lo dudo mucho. Y tampoco creo que conozca alguna vez a un Lizzo Bennet.

Ese que ven aquí es Colin Firth, quien interpretó a Mr. Darcy en la miniseria de la BBC en 1995. Hubo una película con Keira Knightley y un fulano en 2005, pero para mí Firth siempre será el único e inigualable Mr. Fitzwilliam Darcy of Derbyshire.

Read Full Post »